bg
Inicio | Buenas prácticas para actualizar WordPress

Buenas prácticas para actualizar WordPress

Actualizar WordPress con regularidad es algo que tenemos que tener presente, aunque todo funcione aparentemente bien. Las actualizaciones no solo aportan mejoras y nuevas funcionalidades, sirven también para arreglar errores y tapar agujeros de seguridad. A continuación, veremos un pequeño manual de buenas prácticas a la hora de actualizar WordPress que nos ayudará en esta importante tarea.

Actualizar WordPress y todos sus componentes hace que nuestro sitio mejore en seguridad y añada nuevas funcionalidades. Antes de actualizar debemos de aplicar el protocolo de copia de seguridad, pues si en algún momento falla, podríamos volver atrás y comprobar qué está pasando. Seguir el orden correcto a la hora de realizar las actualizaciones es importante para que el proceso finalice con éxito.

Tipos de actualización

Existen tres tipos con diferentes grados de importancia:

  • Actualizaciones de seguridad. Son actualizaciones que pueden causar incompatibilidades al ser contundentes, y el sistema las aplica automáticamente. Protegen de problemas de seguridad o arreglan inconvenientes en el funcionamiento.
  • Actualizaciones mayores. Estas actualizaciones se realizan a gran escala y podrían causar malfuncionamiento con terceros, como son los plugins o los temas. Al contrario que las de seguridad, requieren una aplicación manual con el botón que muestra el texto Actualizar Ahora y un mensaje que nos sugiere realizar una copia de seguridad de la web y la base de datos.
  • Actualizaciones menores. Son actualizaciones con cambios mínimos que no afectaran al funcionamiento de la página ni a sus complementos.

Actualizar temas y plugins

Son actualizaciones que dependen de terceras partes y todas deberían de realizarse de manera manual.

Actualizaciones de temas

El estilo que le damos a nuestro sitio depende de los temas. Cuanto más complejo sea más problemas podríamos encontrar a la hora de actualizarlo.

Todos los temas tienen en común el Child Theme, que es una copia de un tema pero que conserva los cambios que le hemos querido añadir.

Esto se hace para que podamos personalizarlo teniendo el original de respaldo y además, si se actualiza el tema, que no se pierdan los cambios que hemos realizado.

Los temas deberían de actualizarse porque tienen también que adaptarse a los cambios que haya podido tener WordPress, así como a las nuevas versiones de los plugins e incluso a las de PHP.

Actualizaciones de plugins

Los plugins son complementos que añaden funcionalidades a nuestro sitio. Estos pueden ofrecer pequeñas opciones o ser tan grandes que por sí mismos serían programas completos.

Los plugins tienen control absoluto sobre todo WordPress, por lo que un fallo de seguridad en ellos puede implicar un problema grave en nuestro sitio web y comprometer todo aquello que allí tengamos.

Cuando los actualicemos es importante ver si son compatibles con la versión del WordPress que tengamos instalada y si han sido probados.

Qué debemos tener en cuenta antes de actualizar

Por tanto, antes de actualizar deberemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Activar el modo mantenimiento para indicar a nuestros usuarios que estamos realizando cambios
  • Comprobar si la versión que tenemos instalada en nuestro servidor es compatible con los cambios que vamos a realizar
  • Comprobar que temas y plugins son compatibles con la nueva versión de WordPress y no tienen problemas 
  • Realizar una copia de seguridad de la web y de su correspondiente base de datos

Orden correcto cuando actualizamos

Existe un orden lógico a la hora de actualizar WordPress y a continuación os lo mostramos.

Actualización del core de WordPress

No deberíamos tener ningún problema de desconfiguración a la hora de aplicar una actualización mayor, aunque lo ideal es realizar antes una copia de seguridad.

Para evitar contratiempos deberíamos revisar si los plugins que tenemos instalados son compatibles con la versión de WordPress que vamos a instalar.

Actualización de plugins

Lo siguiente a actualizar serían los plugins, aunque como hemos mencionado anteriormente, revisaremos sin son compatibles con la versión de WordPress instalada.

Es importante actualizar los plugins antes que el tema, porque en el caso de que el plugin añada nuevas funciones que afecten a su funcionamiento, podría darnos errores.

Deberíamos de actualizar los plugins uno a uno, porque si lo hacemos de golpe y tenemos un error nos costaría más detectar el plugin que ha fallado.

Actualización del tema

Lo último que deberíamos de actualizar es el tema, porque si esto falla, sabremos a ciencia cierta cuál es el causante del posible problema.