document.cookie="techData=; domain=.piensasolutions.com; path=/; expires=Thu, 01 Jan 1970 00:00:00 GMT;";document.cookie = `techData={"host":"piensasolutions.com","land":"\/blog\/como-disenar-una-tienda-online-desde-cero","time":1718540549000,"traffic":"internal","source":"(direct)","medium":"(none)","bot":false,"tacos":{"channel":"Direct Type In Generic","campaign":"Direct Type In Generic","code":"5HJAZVRF--ZWR1KKD"},"google":{}}; domain=.piensasolutions.com; path=/; expires=0; SameSite=Lax; Secure`; bg
Inicio | Cómo diseñar una tienda online desde cero

Cómo diseñar una tienda online desde cero

diseñar tienda online

Vender productos online representa una fuente de ingresos alcanzable para cualquier persona. Quizás la parte más complicada para muchas personas es realizar una página web y publicarla en Internet. Afortunadamente hoy no es tan complejo gracias a las plataformas de correo electrónico y con un poco de tiempo es viable conseguirlo por uno mismo. Vamos a explicar cómo lo puedes hacer, paso a paso, en este post.

1. Investigación de mercado y análisis de competencia

El primer paso para crear una tienda online no es comenzar a diseñar o instalar cualquier herramienta. En realidad el proceso debería empezar en la investigación del mercado donde queremos posicionarnos. ¿Existe demanda del tipo de productos que queremos vender? ¿Es viable la distribución? ¿Qué segmento de clientes deseamos atender?

Respondiendo a esas y otras preguntas podrás saber hasta qué punto puede ser una buena idea construir tu tienda online. Además, es importante realizar un análisis de la competencia. ¿Qué otras tiendas online existen en Internet que vendan este tipo de producto? ¿Qué precios manejan? En principio que haya otras tiendas similares a la nuestra no tiene por qué ser un problema, sino la constatación que nuestro propio negocio también puede ser viable. Ahora bien, tenemos que pensar en nuestra estrategia y qué podemos ofrecer para distinguirnos.

2. Definición de objetivos y público objetivo de tu tienda online

Con el análisis realizado en el punto anterior tendremos más claro cuáles serían nuestros objetivos y el segmento de clientes a los que queremos llegar con nuestra tienda online. Es importante que definamos esos puntos y los podamos estructurar en un documento que sería una especie de proyecto para el negocio. 

Para definir nuestros objetivos podemos incluir aspectos como las metas de ventas que queremos alcanzar, los importes de compra y venta del material, así como otras previsiones de gastos. Es importante también  identificar y comprender a tu público objetivo, definiendo  sus necesidades, preferencias y cómo las vamos a satisfacer.

3. Elección del nicho de mercado y productos a ofrecer

Para completar nuestro proyecto de negocio, tenemos que establecer adecuadamente el nicho de mercado al que vamos a dirigirnos. Hacer tiendas generalistas es complejo y tendremos la competencia de grandes empresas que se encuentran muy posicionadas en el sector. Sin embargo, acudir a un nicho de mercado más vertical nos puede aportar muchas oportunidades para distinguirnos de la competencia y cubrir demandas donde tengamos más oportunidades de destacar, atendiendo a un segmento de clientes más fiel.

Para escoger el nicho puedes considerar factores como la demanda del mercado o la rentabilidad de los productos. Por supuesto, tus propios conocimientos o experiencia en el sector serán también claves para elegir el nicho. 

4. Selección de la plataforma de e-commerce

A partir de este punto ya nos ponemos directamente en lo que sería la construcción del sitio de comercio electrónico. El primer paso aquí sería seleccionar la plataforma de comercio electrónico que vamos a utilizar. Como plataforma nos referimos al software que se utilizará para construir el sitio web de venta electrónica. Existen dos tipos de plataformas principales:

  • Plataformas llave en mano: donde no necesitas preocuparte por el software y el desarrollo, ya que son ofrecidos como servicio. Por ejemplos, el software de comercio electrónico de Piensa Solutions.
  • Plataformas basadas en un CMS: donde instalas en un alojamiento el software que usarás para construir tu tienda y serás el responsable de administrarlo. Ejemplos de plataformas basadas en CMS son WooCommerce, Prestashop o Magento.

Cada tipo de plataforma tiene sus ventajas e inconvenientes. Mientras que las plataformas llave en mano ofrecen mayor facilidad para comenzar, las basadas en CMS permiten una personalización más profunda y a la larga son mucho más económicas. 

5. Registro del dominio y elección del hosting

Algo muy importante que tendremos que realizar, sea cual sea nuestra plataforma de comercio electrónico, es la selección de un nombre de dominio para nuestra tienda. El nombre de dominio debe de ser fácilmente identificable y fácil de recordar. Además es importante que evoque correctamente el tipo de productos que vamos a vender y el nicho.

Por otra parte, para las plataformas basadas en CMS necesitaremos un alojamiento o hosting, que consiste en un espacio en un servidor donde publicaremos los archivos que forman parte de nuestro sitio de comercio electrónico. A la hora de seleccionar un servicio de hosting es importante adquirir a empresas confiables y que tengan los servidores de preferencia en el país donde se encuentran nuestros clientes.  Muchas veces tanto registro de dominio y hosting se pueden comprar de una vez, en un mismo paso. 

6. Instalación y configuración de la plataforma elegida

La instalación y configuración de la plataforma consiste generalmente en subir unos archivos al servidor, utilizando programas de FTP. Una vez estén subidos los archivos podremos acceder a nuestro dominio y terminar el proceso de instalación, que generalmente se realiza por medio de un asistente que nos guía paso a paso.

Una de las plataformas más importantes para comercio electrónico y más sencillas para los administradores de las tiendas es WooCommerce. Para instalarlo simplemente tenemos que instalar WordPress y luego el plugin de comercio electrónico WooCommerce, que hará que nuestro blog se convierta en una completa tienda online. Aunque el proceso pueda parecer confuso si no tenemos experiencia, en realidad se puede hacer todo en pocos minutos y a golpe de clic. Una vez instalado tendremos acceso al administrador donde podremos terminar de configurar otros aspectos del sitio, que vamos a describir en los siguientes puntos.

7. Diseño visual de la tienda online: temas y personalización

Uno de los siguientes apartados que tendremos que definir es el aspecto visual de nuestra tienda online. Todas las plataformas de comercio electrónico tienen la posibilidad de personalizar su diseño. Para ello existe una sección del administrador de la tienda donde podemos seleccionar la plantilla de diseño que queremos aplicar al sitio y en muchas ocasiones tendremos decenas o cientos de opciones gratuitas donde elegir.

Es importante escoger una plantilla que se adapte a tu imagen de marca y que la puedas personalizar para hacerla única. En este sentido la mayor parte de las plantillas tienen algunas opciones que nos permitirán ajustar preferencias como colores, logotipos, disposición de elementos, etc. Otro aspecto importante es que sea adaptable a dispositivos móviles, ya que actualmente muchos usuarios que acceden mediante el teléfono o tablet.

8. Configuración de métodos de pago y envío

Todas las plataformas ofrecen diversos complementos para poder ajustar los medios de pago. Aquí es importante ofrecer diversas posibilidades para que nuestros clientes escojan aquella que más les interese. En el caso de las pasarelas de pago es posible que tengas que hablar primero con tu banco para que active el servicio y te ofrezca unos parámetros con los que luego configurarás el sitio web.

También puedes añadir otros métodos de pago menos tradicionales como Bizum o PayPal. En la mayor parte de los casos para habilitarlos simplemente tendrás que instalar plugins y luego configurarlos con los datos que te proporcione tu banco o plataforma de pagos. En el caso de algunas plataformas llave en mano. los medios de pago estarán configurados de antemano, aunque tendremos que pagar unas comisiones por las ventas bastante más elevadas. También es importante definir los métodos de envío. Muchas veces están ya configurados en el sistema de comercio electrónico o tendremos que activar plugins para habilitarlos.

9. Creación y organización de catálogos de productos

A continuación tienes que desarrollar tu catálogo de productos y organizarlo convenientemente en categorías que faciliten la navegación. A la hora de hacer tu catálogo es importante, en la medida de las posibilidades, crear descripciones de productos con textos originales y ofrecer fotografías de calidad. Esto no solo permitirá distinguirse de la competencia, sino además ayudará a alcanzar mayor potencial de posicionamiento en buscadores. 

10. Implementación de funcionalidades esenciales

Dependiendo del tipo de productos que estés vendiendo es posible que necesites implementar algunas funcionalidades especiales. Algunos ejemplos podrían ser:

  • Personalización de productos: si estamos vendiendo productos de moda como prendas de vestir o zapatos será importante que los usuarios puedan escoger las tallas. Si vendemos marcos de fotos es probable que necesitemos habilitar funcionalidades para personalizar las medidas. 
  • Redes sociales: Si queremos potenciar las redes sociales podemos añadir botones para compartir nuestros productos.
  • Herramientas de marketing: Para potenciar las ventas podemos añadir funcionalidades de venta cruzada o integrar una lista de correo para envío de boletines y ofertas.
  • También es posible que deseemos personalizar los procesos de compra y adaptarlos a la experiencia de usuario que deseemos para nuestra tienda.

Si tenemos una plataforma de comercio electrónico sólida, como Woocommerce, Prestashop o Magento todas estas funcionalidades las puedes conseguir mediante la instalación de plugins, lo que resulta prácticamente inmediato.

11. Optimización para motores de búsqueda (posicionamiento SEO)

Además de todo lo que respecta a la funcionalidad de la tienda tenemos que asegurarnos de que resulte fácil de encontrar para los usuarios, a través de los motores de búsqueda. Para conseguir un buen SEO necesitamos prestar atención a elementos como:

  • Títulos para los productos representativos
  • Incluir otros encabezamientos de niveles inferiores que puedan estructurar el contenido
  • Textos de descripción originales
  • Fotografías originales con sus correspondientes descripciones
  • URL de los productos amistosas, que incluyan a ser posible palabras clave en las URL

12. Pruebas de usabilidad y experiencia de usuario (UX)

Sería también aconsejable realizar pruebas de usabilidad para asegurar que tu tienda online ofrezca una experiencia de usuario (UX) fluida y agradable. Existen muchas técnicas para conseguirlo, pero la más sencilla es observar cómo realiza el proceso de compra alguna o algunas personas que conozcas, para ver en qué partes pueden tener dudas o problemas. Ya si queremos llegar más lejos y poder experimentar con usuarios reales puedes usar técnicas como las pruebas A/B, mapas de calor o simplemente recoger feedback de los visitantes.

13. Lanzamiento suave y prueba en un entorno controlado

Antes de abrir completamente tu proyecto al público, pero cuando ya lo tengas listo, te recomendamos hacer un lanzamiento suave de tu tienda online. Invita a más personas para que la prueben en un entorno controlado, así podrás detectar posibles errores y corregirlos antes de que sean un problema.

14. Estrategias de marketing y promoción para el lanzamiento

Una vez lo tengas todo listo y probado puedes empezar a divulgar tu proyecto. En este punto puedes apoyarte en campañas y estrategias de marketing online de tu tienda, lo que permitirá que las personas conozcan su existencia y te visiten para realizar sus compras.

El mundo del marketing online es enorme y ofrece muchas posibilidades como la publicidad en buscadores, redes sociales, envíos de campañas por correo electrónico, etc. Lo más seguro es que tengas un presupuesto limitado así que es conveniente que diseñes una estrategia para optimizar los resultados de tus inversiones.

15. Monitoreo continuo y mejora frecuente de la tienda online

No olvides que el proceso no acaba nunca, diseñar una tienda online requiere iteraciones para la mejora continua. Monitoriza tu comercio electrónico con herramientas de analítica web, verifica las tendencias de mercado y analiza las necesidades de tus clientes. Diseña nuevas experiencias de usuario para mejorar los procesos de compra e implementa las mejoras. Aumenta el potencial posicionamiento SEO con la mejora de las páginas de producto o realiza marketing de contenidos para conseguir posicionar tu tienda online en buscadores. Con todo, conseguirás que, día tras día, tu tienda online mejore y sea más satisfactoria para los clientes, aumentando las conversiones de visitantes en clientes.