document.cookie="techData=; domain=.piensasolutions.com; path=/; expires=Thu, 01 Jan 1970 00:00:00 GMT;";document.cookie = `techData={"host":"piensasolutions.com","land":"\/blog\/que-es-un-backup","time":1718538013000,"traffic":"internal","source":"(direct)","medium":"(none)","bot":false,"tacos":{"channel":"Direct Type In Generic","campaign":"Direct Type In Generic","code":"5HJAZVRF--ZWR1KKD"},"google":{}}; domain=.piensasolutions.com; path=/; expires=0; SameSite=Lax; Secure`; bg
Inicio | ¿Qué es un backup?

¿Qué es un backup?

que es un backup

En la actualidad, la protección y gestión de datos se han convertido en pilares fundamentales tanto para usuarios como para empresas por igual. Uno de los métodos más eficaces para asegurar la integridad y disponibilidad de la información es a través de la creación de copias de seguridad o backups. Este artículo explora en profundidad qué es un backup, los distintos tipos existentes y su relevancia en el mantenimiento de la seguridad de la información.

¿Qué es un backup?

Un backup, o copia de seguridad, es el proceso de copiar y almacenar datos de dispositivos electrónicos, como ordenadores, servidores o dispositivos móviles, para prevenir la pérdida de información en caso de fallos de hardware, errores de software, ataques cibernéticos o cualquier otro tipo de incidente que pueda comprometer los datos originales. Esta práctica es esencial para garantizar que la información pueda ser recuperada y restaurada a su estado original, permitiendo la continuidad del negocio o el acceso personal sin mayores contratiempos.

Tipos de backup

El mundo de las copias de seguridad es amplio y diverso, ofreciendo distintas estrategias y metodologías para adaptarse a las necesidades específicas de cada usuario o empresa. A continuación, se detallarán los tipos más comunes de backups:

Backup completo

El backup completo implica la copia de todos los datos seleccionados en un dispositivo o sistema. Aunque es el método más seguro, ya que garantiza una copia íntegra de la información, también es el que más espacio de almacenamiento consume y el más lento en términos de tiempo de ejecución. Su principal ventaja radica en la simplicidad de la restauración de datos, ya que toda la información se encuentra en un único conjunto de copia.

Backup incremental

El backup incremental ahorra tiempo y espacio de almacenamiento al copiar únicamente los datos que han cambiado desde el último backup realizado, independientemente de su tipo. Esta eficiencia viene con la complejidad de la restauración, ya que requiere la secuencia completa de backups hasta el último incremental para recuperar todos los datos.

Backup diferencial

Similar al incremental, el backup diferencial copia los datos que han cambiado desde el último backup completo. Ofrece un equilibrio entre el espacio de almacenamiento y la velocidad de restauración, ya que solo necesita el último backup completo y el último diferencial para restaurar todos los datos.

Backup local

El backup local se refiere a la copia de seguridad almacenada en el mismo entorno físico que los datos originales, como podría ser un disco duro externo, unidades USB, o sistemas de almacenamiento en red (NAS). Aunque es rápido y fácilmente accesible, su principal desventaja es su vulnerabilidad a los mismos riesgos físicos que afectan a los datos originales, como incendios, robos o daños por agua.

Backup remoto

En contraste, el backup remoto almacena las copias de seguridad en una ubicación geográficamente distinta de los datos originales. Esto se logra a través de conexiones de red a servidores externos o centros de datos, ofreciendo una protección adicional contra desastres naturales o incidentes físicos en el sitio original.

Backup en la nube

El backup en la nube es una forma de backup remoto que utiliza servicios de almacenamiento en la nube para guardar las copias de seguridad. Su principal ventaja es la flexibilidad y escalabilidad, permitiendo un acceso fácil desde cualquier lugar y en cualquier momento, además de ajustar el espacio de almacenamiento según las necesidades.

Backup bare metal

El backup bare metal es una técnica avanzada que permite la recuperación de un sistema completo, incluyendo el sistema operativo, aplicaciones, configuraciones y datos, a un hardware desnudo (sin sistema operativo previamente instalado). Es especialmente útil para recuperaciones de desastres rápidas y eficientes, ya que no requiere una instalación previa del sistema operativo antes de la restauración.

Métodos más comunes de realizar backups

Los métodos para realizar backups varían en complejidad, coste y eficacia. Seleccionar el método adecuado depende de varios factores, incluyendo la cantidad de datos a respaldar, la frecuencia con la que se actualizan los datos y el nivel de seguridad deseado. A continuación, se exploran los métodos más comunes para realizar copias de seguridad.

Copias de seguridad locales

Las copias de seguridad locales se realizan dentro del mismo entorno físico que los datos originales. Este método implica almacenar los backups en dispositivos internos o sistemas de almacenamiento conectados directamente a la red local, como discos duros internos, sistemas NAS o servidores dedicados. La principal ventaja de las copias de seguridad locales es la rapidez de acceso y restauración de los datos, ya que no dependen de la velocidad de la conexión a Internet. Sin embargo, son vulnerables a los mismos riesgos físicos que pueden afectar a los datos originales.

Copias de seguridad en la nube

Las copias de seguridad en la nube se han popularizado debido a su flexibilidad, escalabilidad y accesibilidad. Este método utiliza servicios de almacenamiento en la nube para guardar las copias de seguridad, permitiendo el acceso a los datos desde cualquier lugar con conexión a Internet. Las copias de seguridad en la nube ofrecen una capa adicional de seguridad mediante la redundancia de datos, ya que los proveedores de servicios en la nube suelen almacenar las copias en múltiples centros de datos. Además, este método facilita la implementación de backups automáticos y programados, reduciendo la carga de trabajo manual y minimizando el riesgo de olvidar realizar backups regulares.

Copias de seguridad en dispositivos externos

Utilizar dispositivos externos como discos duros externos, unidades flash USB o discos ópticos (DVDs, CDs) para realizar backups es una estrategia común, especialmente para usuarios individuales o pequeñas empresas. La principal ventaja es la simplicidad y el control directo sobre el proceso de backup. Sin embargo, al igual que con las copias de seguridad locales, los dispositivos externos son susceptibles a daños físicos, robo o pérdida, lo que puede comprometer la seguridad de los backups.

Copias de seguridad automáticas

Las copias de seguridad automáticas eliminan la necesidad de intervención manual en el proceso de backup, asegurando que los datos estén siempre actualizados sin depender de recordatorios o acciones por parte de los usuarios. Este método se puede configurar tanto para backups locales como en la nube, y es ideal para garantizar que se realicen backups regulares y consistentes. La configuración inicial requiere definir qué datos respaldar, con qué frecuencia y dónde almacenar las copias de seguridad.

Copias de seguridad programadas

Las copias de seguridad programadas son una variante de las copias automáticas que permiten una mayor flexibilidad en la gestión del tiempo y los recursos. Este método consiste en establecer horarios específicos para realizar los backups, como fuera del horario laboral o durante los fines de semana, minimizando así el impacto en el rendimiento de los sistemas durante las horas de mayor actividad. La programación de backups asegura que los datos estén protegidos regularmente, adaptándose a las necesidades operativas y de seguridad de la información. 

Buenas prácticas para realizar backups

Implementar una estrategia de backups efectiva va más allá de elegir el método adecuado; también implica seguir buenas prácticas que aseguren la integridad, seguridad y accesibilidad de los datos respaldados. Estas prácticas son esenciales para maximizar la eficacia de los backups y garantizar que, en caso de necesidad, la recuperación de datos sea rápida y completa.

Realizar backups de forma regular

La regularidad con la que se realizan los backups es crucial para minimizar la pérdida de datos en caso de un incidente. La frecuencia ideal depende de la volatilidad de los datos y la capacidad de tolerancia a la pérdida de datos de la organización o individuo. Para datos críticos, se recomienda realizar backups diarios o incluso varias veces al día. Establecer una programación automática ayuda a mantener la consistencia y asegura que no se omitan backups.

Almacenar los backups en ubicaciones seguras

La seguridad física y digital de las ubicaciones de almacenamiento de backups es fundamental para proteger las copias de seguridad contra robos, daños ambientales o cibernéticos. Idealmente, los backups deben almacenarse en varias ubicaciones, incluyendo al menos una fuera del sitio principal de operaciones para proteger contra desastres naturales o fallos en la infraestructura local.

Verificar la integridad de los backups

Regularmente, es importante verificar que los backups no estén corruptos y sean completamente restaurables. Esto se puede hacer mediante la realización de pruebas de restauración o utilizando herramientas de software que verifiquen la integridad de los datos. Estas verificaciones ayudan a asegurar que, en caso de necesidad, los backups serán fiables para una restauración exitosa.

Utilizar métodos de cifrado para proteger los backups

El cifrado de backups es esencial para proteger los datos contra accesos no autorizados, especialmente si se almacenan en la nube o en ubicaciones remotas. Utilizar cifrado robusto tanto en el transporte como en el almacenamiento de los backups ayuda a asegurar que solo las personas autorizadas puedan acceder a ellos.

Implementar una política de retención de backups adecuada

Es importante definir una política de retención que especifique cuánto tiempo se conservarán los backups antes de ser eliminados o reemplazados. Esta política debe equilibrar las necesidades legales y operativas de retención de datos con las limitaciones de espacio y coste. Mantener backups innecesarios puede ser costoso y contraproducente, mientras que eliminarlos prematuramente puede exponer a la organización a riesgos de pérdida de datos.

Probar regularmente la restauración de backups

La única manera de garantizar que un backup es realmente útil es mediante la realización de pruebas de restauración. Estas pruebas deben llevarse a cabo regularmente y en diferentes escenarios para asegurar que la restauración de datos sea posible bajo cualquier circunstancia. Esto también permite familiarizarse con el proceso de restauración, reduciendo el tiempo de inactividad en caso de un desastre real.

Mantener documentación detallada sobre los procesos de backup

Finalmente, mantener una documentación completa y actualizada sobre los procedimientos de backup es vital. Esta documentación debe incluir detalles sobre cómo se realizan los backups, dónde se almacenan, cómo se restauran los datos y quién tiene acceso a ellos. Una buena documentación asegura que el proceso de backup sea transparente y eficaz, facilitando la formación de nuevos empleados y la auditoría de las prácticas de seguridad de datos.

En Piensa Solutions, tu tranquilidad es nuestra prioridad. Por eso, te ofrecemos planes de backup para tu correo electrónico y tu página web.

Olvídate de las preocupaciones:

  • Protege tu información: Tus datos estarán siempre a salvo.
  • Evita la pérdida de emails con nuestro backup de correo: Recupera mensajes borrados accidentalmente.
  • Mantén tu web funcionando: Restablece tu sitio web en caso de fallo con nuestro backup web.

¡Elige el plan que mejor se adapte a tus necesidades y vive tranquilo!